Un grito de dolor p10935874 p v8 aa e1494768830569
Looking for a reason to become Vegan?
agosto 22, 2016
Un grito de dolor IMG 2058 e1495648288436

Leer en: en  Un grito de dolor en fr  Un grito de dolor fr

Esta es mi primera publicación en este blog. Y es una noticia muy triste, un duelo.

A pesar de que tengo Mumcat en mente desde mucho tiempo, solo ayer empecé a escribir en unas circunstancias muy tristes y duras.

Un duelo. Las cosas pasan así a veces. Como una patada…

Mi pequeño Fenix se ha ido y el dolor me va hacer estallar. La rabia se suma al dolor. Son terribles e intento hacerlas salir de mi a ritmo de la escritura. Más que nunca sé que este lugar va a recoger nuestras historias y anécdotas, pero nunca pensé empezar así.

Ensayo esta web con esta terrible noticia. Ya sabeís de que va a ir el tema de Mumcat en general. Pero a  ratos, no hay nada bonito. Los gatos no son solo fotos monas y videos graciosos. Es un animal que resulta complicado de aceptar por muchos humanos. No entienden. No saben, no quieren saber. Y al haber tantos, son poco valorados.

Para esto animales, hay un dicho francés que lo habrán inventado ellos:

vivons heureux, vivons cachés (para vivir felices, vivamos escondidos)

Hoy es el 19 de agosto, es verano. Hace un calor agotador. Cada gato a escogido su lugar favorito en la sombra.

Y a mi me faltan dos gatos. Para siempre.

Athena (gata callejera) desapareció en junio entre el 10-12 y Fenix que fue salvado y alimentado con biberón con solo días. regresó herido el martes pasado. Después de haberlo buscado más de 24 horas, la tormenta lo hizo recuperar fuerzas para volver a casa.

Y si al principio la herida no me pareció de extrema gravedad, lo que reveló el veterinario fue bastante impactante. Aún así me daba un pronostico positivo. Había mordisco y sacudida (no creo que los zorros hagan eso con su presa). Le faltaba la piel en el área perineal, pero una zona mucho mayor estaba despegada. Desde la cintura has parte de la cola. Esta de hecho estaba rota en dos puntos. No iba a tener pelo, y las curas iban a ser de largo plazo. El veterinario me aconsejaba de nunca más dejarlo salir.

Fenix fue eutanasiado al día siguiente.

Anteriormente, los exámenes de sangre mostraban que el hígado habría sufrido choques, pero que hospitalizado esto se curaría. A pesar de haber comido y haber ido de vientre, en las horas siguientes su estado se deterioró. Fenix se estaba ahogando. El veterinario acorto para que el animal no sufriera.  Y le agradezco.

Hecho mucho de menos mi peque Fenix y también me falta mi muy agradecida Athena.

No puedo más que odiar a este vecindario que tiene por costumbre dejar sueltos sus perros. Cada noche cuando llego el mismo chucho ahí fuera. El mismo que viene a por las gallinas o los gatos. Además de gente que viene a pasear y que sueltan sus descontrolados peludos. Y en estas calles a medio civilizar pues que hacer? A ellos les da igual, es «normal».

Vine a vivir en  la naturaleza y a pesar de estar casi metida en el bosque, a los meses tuve que  «fortificar» con un vallado especial felino. Soy la única que tiene a sus gatos encerrados en un espacio natural dónde podrían perfectamente estar.

Algunos de mis gatos andan por fuera del vallado. Algunos por razones de personalidades no compatibles y otros para evitar problemas de comportamiento. Y esto animales están en PELIGRO. Y lo tengo que aceptar.

Al vecindario incivilizado le pregunto: si tuviera tigres, dejarías los perros fuera???

En fin, para una primera publicación, vaya no? A lo mejor ya os habéis ido y todo.

Bueno no será siempre así claro. Hay mucho de que hablar. Hay muchísimos momentos felices. Lo que no prometo es de lo tontito-lindo. Porque lo que vivimos aquí es muy real. Y en la realidad se vive y se muere.

Comments are closed.