Lewis regresa a casa about mumcat com 300 1
A propósito de Mumcat.com
octubre 19, 2017
Lewis regresa a casa IMG 20171214 WA0003 1 e1514143452590
Y llegó Clyde
diciembre 24, 2017
Lewis regresa a casa DSC 0110 1

Lewis finalmente se vuelve a acercar a mi. Si, esto parecerá raro, pero al ser libres de ir y venir pues algunas veces, según lo que viven fuera, puede que el gato actúe de forma desconfiada. Probablemente habéis querido acariciar un gato y al extender la mano, el animal se a echado atrás o a correr. Otros simplemente agachan la cabeza. Pero Lewis se alejaba rápidamente. Y como es muy hablador se iba al bosque con su maullido-quejido. Lo mejor en este caso es ignorarlo un tiempo. No poner la mano a la vista. Y dejar que la confianza vuelva desde su «punto de vista».

El casi siempre está por casa de este vecino tan poco gatuno. Supongo que muchas veces lo echará y aunque está en su derecho de hacerlo pues a mi no me cae nada bien esta persona (una serie de amenazas etc). Pero, porqué Lewis luego no quiere que yo lo toque y porqué esto duró todo el verano? Para colmar el vaso, el gato literalmente vive allí, en casa de justamente esta persona.

Hay momentos en que no entiendes nada y resulta muy frustrante intentar acercamientos que resultan en todo menos lo que se supone que buscas. Pero ir detrás del gato es mala idea. Si el no quiere o tiene miedo, se irá más y más lejos. Ya lo sabemos.

En estos casos actúo como ellos. Hago que no los veo. Ignorar un gato, muchas veces puede ayudar.

Así que estas últimas semanas casi ni siquiera le he hablado. Y sobre todo no lo miraba. Y hace dos días, se subió al plato que se encuentra en el borde de la ventana de la cocina, ahí mismo donde friego platos. Estábamos a altura de mi cara. Le hablé dulcemente pero a penas lo miré. Acerqué mi frente con la mirada bajada a ver si me iba a hacer ese gesto de la cabeza que le conozco. Ese toque que le es tan particular. Y si Lewis te empuja con su cabeza, ese toque de su coco que choca con el tuya …. es un gran paso para la humanidad!  Bueno… ya me tengo que reír porque es que voy con tanto tanto tiempo que lo único que veo de el es su trasero huyendo, que a veces me enrabia. Maldita frustración! Duplicada cuando veo que, encima,  se me va al campo enemigo!!!

 

 

Enfin, ahora iré poco a poco. A pasado de querer nada de mi a dormir en el sofá, y justo antes de las lluvias. Será listo, el tío! Intentaré no alterarme nunca y a ver si esta confianza nueva se hace duradera. En este esfuerzo lo llamo cada día, para más caricias y platitos que vea que me intereso por él….. Tiene tanta atención como los que andan por aquí y a ver si esto dura y se queda por casita. Porque Lewis ES de casa. No estoy hablando de un gato desconocido y mucho menos de uno de estos que espanto por ser peleón.

 

Supongo todo esto me hace crecer y creo que pronto me mereceré un diploma en psicología felina.

 

 

Comments are closed.